viernes, 15 de septiembre de 2017

el(la)

 
nos comportamos como niños 
nos reímos, nos mojamos, destiño el cora, porque el ahora ya no da la hora, se rompió, como cuando las palabras se te atoran y los murmullos no paran, los ojos ya no lloran.
una patada en mi estómago, en mi orgullo, quedé sin aire, era todo tuyo. 
Parece un hoyo, estoy embarrada, desparramada y sin ganas de nada, 
no quiero drama tampoco al gil que por insta te la mama, quiero mi espacio,
despacio, sentir la arena en los pies, el viento en la cara, el agua en mi cuerpo, sumergirme en mi adentro, no ser de la atención el centro, porque te cuento que eso quedó atrás hace mucho tiempo.
¿No lo superaste? No lo comparto ni lo comprendo pero aprendo, muchos años chamuyando, ni a los ojos me miraste, te acobardaste, siquiera de frente te paraste, hablaste, o explicaste que no podes con tanto mambo pero vos no me entendiste, no me apoyo en las personas y ellos conocen mis zonas, la cicatriz abierta, putrefacta y muerta,
la que aprovecha el enemigo para poderte ver deshecha, romper la flecha, prender la mecha para explotar mi cabeza y sigo acá, compramos cerveza, 

ahora me duermo, en mi mano la botella, ¿y quién es el problema? ¿él o ella?

sábado, 2 de septiembre de 2017

Mama


Voy a explicarte un par de cosas para que ya no te gastes en mí, si sigo acá es por la mama, porque me dijo que sin mi no era feliz. Yo ya aprendí a vivir con ésta sensación de mierda, esto es por mi familia, la compasión falsa no me engaña, ya entendí que no voy a estar mejor que ayer pero tampoco peor que mañana, no me pidas que te de algo que no tengo, me encuentro en arenas movedizas y aún me mantengo y no sé como, y ya no como, y me duelo porque soy humano y los humanos así somos. Es todo un duelo, todo de luto, mis lágrimas ya no saladas sino agrias, cansadas, ácidas; yacen en el teclado en el que te estoy escribiendo, se deshace a diferencia de mis nudos, hablo y hablo pero todavía me siento entre mudos, creo que no me entienden, que no comprenden, qué pretenden si no depende de mí caerte bien solo ser fiel a lo que digo y sin embargo nunca aprenden, te hablo de y con respeto, que te sientes y pienses en todos los que pasan por esto, estamos rotos, seguimos firmes, no tiene sentido por eso ya ni sentimos. Me disculpo si no sigo en el camino, me quedé sin luces, piso charcos y es un caos, la piel se eriza cuando siento tus abrazos en la brisa. Te quiero, es increíble saber querer como te quiero, pero tu corazón helado me congeló, enterró y hoy ya no puedo. Perdón mama, mi intención no fue que desconfiaras, estábamos solas, nos cuidábamos ambas, papá nos dejó pero no necesitamos nada, perdón mama, él me reclama, me vuelve loca, me cuelgo de una soga y sigo acá, ve y diles que las cosas son difíciles, yo no lo entendí hasta que me topé con los carriles, tuve que elegir, vivir o morir, ir en contra o a favor y al final abrirme de eso fue lo que me hizo sentir mejor, por última vez perdón y gracias, yo no tengo ningún don, solo el amor, el respeto y el cuidado que te debo no por tener mi sangre sino porque ésta vida llena de incógnitas, de personitas, únicamente me la podrías haber dado vos. No la manejo como querés, tampoco como quiero, sino como puedo, sudo todos los días por el esfuerzo de enfrentarme a que no existe el conformismo, que nadie se quiere por ser uno mismo, que nadie me quiere porque mi mundo es un abismo. 

miércoles, 16 de agosto de 2017

Es corta.

Poner el cora en juego aunque la mente se lamente 
aunque tenga la razón, es cosa de valiente 
te lo diría con la mano en el corazón, si todavía lo tuviera
si hubiese hecho que valiera, no dárselo a cualquiera, 
no dejarlo en la escalera cuando no había ascensor,
si le hubiese dado el valor que merecía, que mi escencia transmitía, no creer que comprendías cuando hablamos de dolor.
No sabés lo que me pesa y no cargo una mochila,
llevo una vida en la cabeza, que no calla, que no reza, 
que no avanza, que me tienta, a veces falla, me deja a tientas,
desorientada, pero ni vos, ni él, ni ella me hacen sentir una tarada,
estoy parada ¿me ves? 
si hubieses llorado lo que lloré estarías ahogada, 
atragantada con tu propia mierda, 
pero como te dije estoy parada,  
ya no asustada y te aseguro que no me para nada.
No es que no pase nada, pasa de todo, como dijo Benedetti 
en la calle éramos mucho más que dos, codo a codo; ¿hoy en día? ya no te jodo, 
te acomodo, te pongo en tu lugar, en el lodo
donde me hundías y por si todavía no entendiste estoy hablando de tu ego
no entendés nada de apego, de sentimientos nego. 
Sos un cretino, dañino, lo único que disfruté contigo fueron películas de Tarantino,
algún que otro submarino, hoy por hoy estoy feliz de encontrar otro camino.
Es de madrugada, estoy despierta, ¿te molesta? estoy siendo honesta, 
soy apuesta mostrando o no las tetas y a vos te inquieta, quedate quieta,
te tengo una propuesta y no quiero una respuesta 
deja de sobreestimarte porque eso no suma, solo resta. 
Estoy en la cima y encima el camino no termina, veo el agua cristalina,
un espejismo; entendí que aunque vos también estés arriba
ninguno de nosotros ve lo mismo, el mecanismo es el liberalismo,
no esas boludeces que practicás como el narcisismo, andá,
agarrá un libro e informate sobre el vanguardismo y ni nos vimos.
Si ya subí ahora por ley voy a bajar para aplicar lo que aprendí 
en el camino que viví, para cambiar, para abrazar, 
con mi mano tu mejilla acariciar y con solo mi mirar 
penetrar tu realidad para explicarte sin hablar 
que vos también estás acá y no hay tiempo de descansar,
de dar solo para esperar ganar, es un engaño, es una prueba
y la aprobás no haciendo daño y dando solo por dar.
La actitud está en el gesto de despojarte de las cosas que a vos no te interesan y para otros son hermosas, 
que después de dar y ver sonrisas eso sea lo que importa
creeme que es lo que más aporta, es corta.

jueves, 20 de abril de 2017

.:no:.

ah no sé transformar la tristeza en arte simplemente me siento angustiada.
empezando por el final de mis días, no hay buenas noches, no hay contacto, no me preguntas cómo estoy porque no te pregunto cómo te fue. no te conté que lo recordé otra vez, no sabés qué comentarios hacer, entonces me enojo. no estás realmente ahí, pero yo tampoco. subo el volumen, grito un poco, tomo un trago de vodka, apago las luces. sale el sol... ¿sale el sol? llueve un poco, hace frío. me quedo horas sentada en la cama, tomo un capuccino, me cambio el par de medias aproximadamente cuatro veces por día, me gustan éstas peluditas rojas de mi mejor amiga pero también las que tiene ositos en los costados. el padrino me espera, impaciente, quiere que lo toque. prendo un incienso de vainilla, miro por la ventana, escucho la lluvia, acaricio a siddhartha, veo que todavía no me escribiste, no le escribo a nadie. el perro rompió la basura, la perra se escapó, él también, ella asustó a un perro, él rompió la basura de la esquina. fumo un poco. dorian gray. ¿me gusta éste tipo de gente por influencia paterna o? a veces quiero llegar a casa, esconderme dentro de una frazada, tomar sopa y hacer los deberes, mientras mi padre acomoda la estufa a leña con una mano y con la otra intenta distraer a siddhartha impresionado por los colores de ese fuego, y mi madre apagando un cigarrillo en un charquito de agua de la pileta recién vacía pronta para preguntarme qué tal mi día. a veces me despierto creyendo que tuve conversaciones con personas y no lo recuerdo. pero eso no es todo, porque por ejemplo, tengo una amiga que iba a festejar su cumpleaños en éste mes, soñé que al final tenía que suspenderlo y ella me avisaba por mensaje, al final no lo va a festejar tampoco ¿sigo soñando? jaja, no, si estuviera soñando sería una escritora y no lloraría en el blog. la parte que más me gusta de mi es mi cabeza ¿la que menos me gusta? mi cabeza también. todo el tiempo creando y destruyendo cosas. es un caos. un hermoso mundo caótico como en el que vivo.