martes, 20 de diciembre de 2016

Manzanas

no quiero desquiciarme, despistarme, destinarme
no juego para que el último nivel me desarme,
juego para mimarme, para entenderme, para quererme.
horas mirando el techo,
mi cabeza apoyada en tu pecho,
intento que mis pensamientos sigan derecho
me pasan la botella yo me estrecho
me siento un desecho, de mi muerte el lecho,
asecho,
mi mente aprovecha pero sigue insatisfecha
logra prender la mecha,
por eso ataca, arrejaca,
de mi jardín todo color arranca,
y mi esperanza una lanza que no avanza
mis pensamientos son una alianza
aún así me causan añoranza
los viejos años, a los que extraño,
a los que una vez mi ser dañó,
mis vivencias en peldaños,
algún rebaño extraño, un ermitaño,
los años viejos, que quedan lejos
en mi memoria se encuentran desparejos,
algo complejo y no me quejo.
un día nuevo, me elevo a huevo,
me muevo, me desencuevo, es un relevo
al que minuto a minuto yo me atrevo,
discuto por la verdad,
si no hay felicidad estoy de luto,
silencio absoluto, me transmuto
estoy helando, mi corazón blando
y por la vida voy bollando,
cargando, gritando, perdonando,
pero aún negando el fallo.

No hay comentarios.: